Criptomonedas: Aprende las tres estrategias que me ayudan a realizar cobertura de cartera y generar ingresos pasivos

Por: Ioannis Kantartzis
Editor/Jefe de TRADERS´ España

Por favor, para los que quieran hacerse ricos rápidamente con las criptomonedas, como un nuevo Klondike, sáltense este post.

Para el resto de los que se quedaron y lo ven como una inversión y no como una apuesta, conociendo los pros y los contras, sigan leyendo.

El mercado de las criptomonedas, como lo ha sentido en su propia piel, tiene suficiente volatilidad para satisfacer a cualquier persona hambrienta. No hay necesidad de utilizar el apalancamiento (a través de CFDs, es decir) porque los movimientos ya son excesivos, tanto al alza como a la baja, en números absolutos y en términos porcentuales.

Usted puede (sí, también en este mercado de criptomonedas) utilizar OPCIONES (hay bolsas que ofrecen esta característica para las criptos) para protegerse contra (en su mayoría) movimientos bruscos a la baja, de la misma manera que (posiblemente) ya lo hace para las acciones/índices/materias primas, etc.

YENDO AL GRANO

El mercado de las criptomonedas es como cualquier otro: no todo el mundo puede ganar dinero (perdóname por deconstruir algunos conceptos erróneos muy arraigados) y, por supuesto, todo el mundo quiere tu dinero (y tú el suyo). El modelo es siempre el mismo, sólo cambia la excusa (el mes pasado fue la noticia de la guerra, pasado mañana será otra cosa, realmente no importa).

Lo que importa es que entienda:

Α. Su perfil de riesgo que lo llevó a este volátil (pero prometedor) mercado de criptodivisas (aún fresco).

Β. Si has invertido (independientemente de la cantidad) un dinero que no necesitas para pagar la luz o la escuela de tus hijos.

C. El hecho de que cualquier producto bursátil siga el siguiente ciclo: primero, los precios se acumulan en un rango relativamente estrecho durante un largo periodo de tiempo. Entonces se inicia la subida a medio plazo con la participación gradual de más y más participantes hasta alcanzar niveles de precios excesivos para crear una burbuja especulativa intermedia, confirmando el frenesí del inversor minorista sólo para ser seguido por un corto período de distribución (como lo llamamos) allí en los máximos para que la fase descendente del mercado pueda seguir, para comenzar el ciclo de nuevo al otro extremo (esta vez a la baja) y siguiendo el mismo patrón de acumulación, etc, etc. Simple, ¿verdad? No es tan sencillo.

D. Que en las inversiones de todo tipo dejamos nuestras emociones en la puerta, no las llevamos con nosotros.

E. Que siempre invertimos paulatinamente, con un porcentaje de nuestro dinero, dejando un porcentaje para la asignación en diferentes niveles, dependiendo del movimiento del mercado.

F. Que los refranes conocidos existen para ser obedecidos, como el de “no ponemos todos los huevos en la misma cesta” ni ciertamente compramos todas las criptodivisas sólo porque alguien lo dijo.

G. Que como no eres un trader, que se aprovecha de los movimientos a muy corto plazo incluyendo el ruido estadístico que inevitablemente traen, tu horizonte de inversión no se limita a una tarde, mirando los precios antes de irte a dormir y cuando te levantas, sino que va un poco más allá, digamos 6 meses, incluso un año (sí, 12 meses, es decir, increíble lo que se puede esperar, ¿no?).

H. El hecho de colocar una pequeña parte de su cartera en un producto volátil debido a la atractiva relación riesgo/recompensa (también conocida como Risk Reward Ratio por sus siglas en inglés, RRR) que ofrece, que en muchos casos es superior a 1:4 o más (es decir, por cada unidad que se arriesga a perder, se espera ganar 4).

EN RESUMIDAS CUENTAS..

Creo que las criptomonedas han llegado para quedarse, ya que harán nuestra vida cotidiana más fácil, más rápida, más barata y, por qué no, más ecológica.

Esto, por supuesto, poco tiene que ver con la forma de especular (sanamente) con las cotizaciones actuales o con la permanencia de muchas de ellas (por cierto, el Bitcoin puede ser el más conocido, pero desde luego no el único que resuelve problemas). También recuerdo el caso de la Ford Motor Company que inventó el automóvil hace 100 años (o más correctamente el motor de combustión interna) pero Mercedes y muchas otras han ganado terreno, es decir, el que abre el camino no quiere decir que al final prevalezca -suele, por otra parte, desaparecer- no es que con esto esté sugiriendo que el fin del Bitcoin haya llegado, al contrario me atrevería a decir que, al menos, para el futuro próximo.