El equilibrio es la clave del éxito

El éxito en el trading es el resultado de un trabajo consciente, en especial con su propia persona. El mercado exige toda la atención posible y requiere el uso de todos los puntos fuertes de los participantes en el mercado. Por lo tanto, el trading requiere un alto rendimiento, que sólo lograrán aquellos que estén en equilibrio con ellos mismos y con su entorno. El mercado es como un camaleón. Siempre cambia de color y de ubicación. Un trader debe ser flexible y adaptarse como el camaleón, mientras que al mismo tiempo debe mantenerse estable como una caña de bambú con el fin de tener éxito a largo plazo.

Mirando al espejo

Supongamos que aprende un nuevo movimiento. Imagínese que usted está jugando en el campo de golf. Golpea la bola y rueda más allá del hoyo. Entonces usted sabe que no golpeó bien. Pero usted todavía no reconoce lo que faltaba en su movimiento para que la pelota llegase a su objetivo. ¿Cómo se obtiene esta información? Si usted tiene una idea exacta de cómo se ha movido en realidad la bola, podrá obtener conclusiones para trabajar sobre un modelo óptimo.

Los que nunca han tenido la oportunidad de verse a sí mismos en un vídeo o en el espejo, cuando lo hagan verán la diferencia entre la imagen objetiva y subjetiva de la imagen que tenemos de nosotros mismos. Esta diferencia vale su peso en oro y da a nuestro cerebro la posibilidad de tener una adaptación interior. Un requisito previo importante para aprender y tener éxito se cumple cuando percibimos dicha diferencia en nosotros mismos. La cual incluye una porción sustancial de percepción y de valor para mirarnos en el espejo.

Cualquiera que haya comenzado a hacerlo será capaz de descubrir cada día cosas nuevas, a veces sorprendentes y útiles. Sin embargo, el observador interno también debe señalar el camino hacia el éxito: ¿En qué debería centrar su atención? Al igual que ocurre en el mercado también podría percibir miles de cosas. El arte del éxito consiste en distinguir lo importante de lo poco importante, establecer la relación correcta entre las observaciones y sacar conclusiones de ellas. En primer lugar, cada trader tiene criterios de percepción muy personales, que pueden guiar sus observaciones.

Modelo de valor y desarrollo de traders

Como resultado de una buena formación y el uso de la documentación existente se forman 2 grupos de traders: los lógicos y los que se basan en la intuición (para la toma de decisiones. Fig. 1). Ambos grupos están a menudo luchando entre el bien y el mal. Pero no son discusiones muy fructíferas. El éxito nos muestra que hay ganadores en ambos campos.

Así que la siguiente pregunta interesante es: ¿qué hace que el trader lógico, o el intuitivo, sea ganador? Ambos tipos necesitan un elemento de control que les regule. La lógica sola degenera en sobre-autoestima e ilusión de control. Debido a la increíble cantidad de impulsos del mercado, la intuición sin disciplina y sin un plan claro sólo puede convertirse en un juego de adivinanzas con credos. El trader racional necesita la humildad frente a la imprevisibilidad del mercado creado por los seres humanos.

La intuición sólo puede desarrollar su poder en un marco claro y manejable basado en unas pocas reglas. Los operadores en ambos campos necesitan una combinación hecha a medida de sensibilidad, in-tuición y lógica racional, cada una con un claro porcentaje de éxito individual. Nadie puede manejarse con una pequeña parte de estos mundos internos. El equilibrio interior es por lo tanto muy importante. Un buen sis-tema de trading puede ser utilizado tanto por un trader lógico como por uno intuitivo. Todo el mundo necesita un equipo interno que perciba cuán-do su pensamiento y comportamiento se desequilibra y que le dé fuerza para restablecer el equilibrio.

👇 Para seguir leyendo 👇

Ingresa si ya eres suscriptor o Regístrate gratis