El Índice de Disparidad

El Índice de Disparidad

Un simple y eficiente método para medir los excesos de los instrumentos financieros

En mercados con mucha volatilidad, la localización de los niveles más extremos (picoso valles) suele ser una tarea complicada de lograr, especialmente en lo que respecta ala formación de valles. El índice de disparidad es un indicador que puede ayudarnos a reducir la tasa de fallo a la hora de discernir los posibles finales de tendencia.

Detección del fin de tendencias

A la hora de analizar una tendencia, o bien si nos encontramos inmersos en mitad de un impulso y tenemos posiciones abiertas a favor del mismo, es obvio que nuestro principal objetivo consistirá en aprovechar al máximo la proyección del movimiento a fin de tratar de recoger la mayor cantidad de ganancias posible.Desde el punto de vista del análisis técnico, podríamos establecer dos grandes categorías donde englobar ala mayoría de métodos de detección de fin de tendencia:

1) Confirmación de tendencia in-versa. Estos métodos tendenciales esperarían al inicio de la señal contraria para establecer el fin del movimiento. Tienen el inconveniente de que desprecian la formación de las zonas de acumulación o laterales, pero por el contrario disminuyen el riesgo.

2) Detección de zonas de sobre-compra o sobreventa. Estos métodos se basan en pronósticos,ciclos o estimaciones probabilísticas. En función de una serie de criterios, establecen ciertas zonas consideradas como zonas de agotamiento, de modo que una vez alcanzadas se indica el fin del movimiento previo. Cuando aciertan, proporcionan mayores márgenes de ganancia, pero por el contrario implican un mayor riesgo ya que la tasa de error es mayor.

El índice de disparidad entraría dentro del segundo grupo, ya que se trata también de un oscilador cuyos valores extremos nos informan de la posible formación de zonas de agotamiento, como más adelante veremos.Definición del índice de disparidad.El índice no es más que una herramienta púramente estadística que nos permite medir la desviación del precio con respecto a una media.Por tanto, los elementos sobre los que se basa su cálculo son dos: El precio y una media de determinado periodo. La fórmula del indicador sería la siguiente:

El valor resultante es un porcentaje de desviación que puede ser positivo o negativo. Esta desviación alcanza valores extremos durante los movimientos bruscos delos precios (algo similar a lo que ocurre con las bandas deBollinger), sin bien, tras alcanzar dichos niveles, la desviación tiende a retornar hasta su punto cero, debido a que el comportamiento del precio sigue un patrón esta-ble, lo cual se refleja en que la distancia entre el precio y la media vuelve a reducirse.Este proceso de ida y vuelta de la desviación constituye el principal fundamento sobre el que se apoya el estudio de la herramienta. La filosofía a seguir es bien sen-cilla: Puesto que el indicador se desplaza durante todo el histórico alrededor de los mismos valores, podemos determinar, en términos promedios, qué porcentajes de desviación se pueden considerar como niveles de exceso o bandas de agotamiento.

Cálculo de las bandas de agotamiento.

En la mayoría de los estudios que hablan acerca de éste índice, se proponen valores estáticos para los niveles de máximo exceso, los cuales pueden variar en función del instrumento financiero.Lo que nosotros vamos a proponer en este artículo es que el valor de estos niveles no dependa de una estimación espuria o aleatoria, sino que sea calculada por el propio indicador.La idea no es excesivamente compleja: Analizar las últimas N barras previas al cálculo de la desviación y observar los momentos de valores más extremos. Estos niveles quedarían guardados como las bandas de agotamiento, si bien se-rían susceptibles de ser actualizados en caso de que a lo largo del histórico los valores más extremos vuelvan a cambiar.

En el gráfico 1, podemos ver un ejemplo de lo que estamos hablando: Durante la fase descendente que se inicia en 2008, la volatilidad de la acción cada vez es mayor, lo cual se traduce en una amplitud dela desviación también superior. Si usáramos niveles de banda fijos,tendríamos una mayor cantidad de puntos de ruptura del índice, circunstancia que pierde su lógica si observamos el comportamiento dela acción.

Entre el 2009 y el 2012 la tendencia bajista es constante, de ahí que el índice no demuestre puntos de inflexión. Si observamos, durante este periodo la media de referencia(50) se desplaza pegada al precio. El punto de ruptura del índice de 2012 podría estar informando de un agotamiento de las fuerzas bajistas, aunque las posteriores rupturas del nivel superior (círculos azules) indicarían que se está produciendo una igualdad de fuerzas. Aquí nuevamente observamos cómo los niveles de banda se han recalculado en función de lo que ha ocurrido durante los últimos meses.

Utilidades

El índice de disparidad puede ser utilizado como herramienta para identificar posibles candidatos de giro o consolidación de tendencias, por lo que puede ser un buen método para determinar señales de entrada de negocios. Si bien el principal fin del índice es el de servir como método para reducir y controlar el riesgo así como de localizador de momentos de recogida de beneficios. Veamos cada una de estas utilidades.

Señal de entrada

Como decimos, el índice es un indicador oscilador, y como ocurre con la mayoría de este tipo de herramientas, proporciona señales de entrada en función de ciertos eventos asociados con la ruptura de sus bandas de agotamiento. Estos eventos serían los siguientes:

  1. Cuando el índice, tras haber alcanzado la banda superior, vuelve a cortar la banda y retrocede hacia el punto de equilibrio, está informando acerca de la aparición de un candidato a pico o nivel de resistencia. Este punto podría ser tomado como una señal de entrada a corto, que podría ser confirmada con otro tipo de indicador o bien cuando el índice llegue a cero.
  2. Cuando el índice, tras haber alcanzado la banda inferior, vuelve a cortar la banda y sube hasta el punto de equilibrio (cero), está informando acerca de la aparición de un candidato a valle o nivel de soporte. En este caso, esto puede ser interpretado como una señal de entrada a largo, donde también usaríamos otro filtro de confirmación como podría ser un segundo indicador o bien la ruptura del nivel cero. En el gráfico 2 podemos ver un ejemplo de señal de entrada sobre el gráfico de 60 minutos de ACCIONA. En este caso, hemos utilizado como filtro de confirmación el cruce de la línea cero, o dicho de otro modo, el momento en el que el precio supera ala media.

En el gráfico 3 tenemos otro ejemplo donde podemos ver con mayor claridad la diferencia entre utilizar el índice y utilizar exclusivamente el cruce de la media con el precio. Si observamos el gráfico, vemos que en los puntos A, B y C el precio cruza al alza a la media exponencial.

Si nos basáramos sólo en estos cruces, tendríamos tres correspondientes señales de entrada con resultados negativos, puesto que el movimiento bajista sigue su proceso de expansión. Sin embargo, el índice nos aconseja esperar ala ruptura de la banda inferior para considerar el momento de entrada.Otro aspecto interesante es observar que, de haber dejado fijo el nivel de ruptura, probablemente ésta operación no se hubiera realizado,puesto que el índice no desciende hasta el nivel del -6%. Como el indicador adapta las bandas a los últimos resultados, conseguimos controlar con bastante acierto los verdaderos momentos de agotamiento.

Punto de recogida de beneficios

Pero como mejor funciona el índice es como método para determinar un buen momento de salida o recogida de beneficios. La diferencia radica en que, en el caso anterior,existe un cierto nivel de riesgo, en la medida en la que el momento de retorno de la desviación no vaya acompañado por un cambio relevante en la dirección del precio.

Sin embargo, como método de liquidación, asegura un mínimo nivel de fiabilidad, ya que aún cuando duran-te el proceso de retorno el precio no acompañe al movimiento del indicador, si que se habrá confirmado un pro-ceso de desaceleración en lo que respecta a los precios,de modo que es un buen indicador de que el beneficio logrado con la posición abierta podría perderse en caso de mantenernos.

En el gráfico 4 vemos un ejemplo de un sistema que utiliza el índice de disparidad como método de liquidación. Este sistema está basado en las señales del cruce del MACD con su Media de Señal, de modo que cada vez que el MACD supera a su media, envía una nueva orden de entrada.

El sistema aguanta la posición mientras el precio no alcance su nivel máximo de pérdidas (5%) o bien cuando el índice cruce el nivel de la banda superior.Si el punto de entrada no es bueno, el índice no podrá ayudarnos a mejorar los resultados, pero si la entrada se efectúa durante un rallie alcista, el sistema aguantará con la posición abierta prácticamente hasta que finalice o se agote la subida, consiguiendo un nivel óptimo de ganancias.

Conclusiones

Uno de los aspectos más interesantes de éste indicador radica en su sencillez. Gracias a esto, podemos determinar de una forma rápida si los instrumentos financieros que estemos investigando se aproximan a cotas de máxima desviación. Independientemente del uso que demos a esta in-formación, el poder filtrar los distintos productos y centrarnos en aquellos que generen las correspondientes señales de desviación proporciona una ventaja a tener en cuenta, ya que como hemos visto la formación de estos eventos tenderá, en mayor o menor medida, a procesos de giro o consolidación de tendencias.

Este artículo ha sido escrito por  Óscar Cuevas en la edición 2014/2 de TRADERS´Magazine para ver y descargar esta y todas las ediciones regístrese gratis ► Registrarme Gratis

Deja una respuesta